Anticipar, es la respuesta a la agilidad que requiere el mundo turbulento, volátil, incierto, complejo y ambiguo de hoy día. Escuchar el futuro, no hay forma de lograrlo  sin ganar la claridad que da  la conexión al presente y la pregunta reflexiva es un cable a tierra para hacer contacto con lo que está pasando.

  • ¿Qué tan pronto reconocemos las señales que nos están llegando?
  • ¿Cómo estamos interpretando las conexiones, patrones y narrativas para encontrarle sentido a las señales del entorno?
  • ¿Hacia dónde estamos dirigiendo las inquietudes e insatisfacciones presentes en el contexto?

Nuestra capacidad de anticipación apura el paso de nuestra oferta

Alicia Pizarro, CEO Red Global de Newfield Consulting, Socia fundadora y Directora de la Escuela de Coaching Ontológico de Rafael Echeverríanos alerta sobre la importancia de la competencia de Anticipación:

“…. percibir los problemas que vienen antes de que las señales sean visibles para todos y  ser capaz de anunciarlos antes de que ocurran…

Cuando un equipo o un líder, no escuchan  las señales del desastre que viene, porque no saben cómo hacerlo, ocurre en el sistema una sordera generalizada, en la que, nadie hace algo por detener la avalancha de equivocaciones. Construyen entre todos una cadena de juicios…Se instala entonces, una nata inhabilitante que anula la acción”.